Seleccionar página

Sesión 9/13

Página 1/4: El modelo de base segura: Desarrollar grupos de tipo familiar y continuidad en las relaciones sociales

El modelo de base segura: Desarrollar grupos de tipo familiar y continuidad en las relaciones sociales

La organización hizo una serie de regulaciones. Para parecer un entorno familiar nos deshicimos de los uniformes y empezamos a llevar ropa cómoda e informal. Las habitaciones de los niños ya eran hogareñas pero hubo algunos cambios más. Por ejemplo encontramos pieles de oveja y las usamos para cambiar a los bebés. Hicimos un parque para bebés a ciertas horas. Extendimos mantas en el suelo y pusimos en ellas a los bebés para que se vieran unos a otros. Teníamos a los niños mayores con los bebés y les dimos responsabilidades a los mayores. Esto ha fortalecido nuestras relaciones.”
Declaración de un miembro del equipo

Competencias a ejercitar:

• 
 Comprender las dos premisas básicas para un desarrollo infantil sano.
•  Discutir y planificar lo que podéis hacer para obtener estas premisas en vuestra organización.

Tema de la sesión:

En esta sesión de entrenamiento trabajaréis con la comprensión de las dos necesidades básicas para los niños: relaciones personales de larga duración y unos cuantos cuidadores estables, y el sentido de pertenencia a un grupo de iguales y cuidadores. Después discutiréis y quizá revisaréis pautas de trabajo para encontrar el mejor equilibrio entre lo que es posible para el equipo de trabajo y el jefe (dependiendo de la legislación local y los acuerdos colectivos sobre jornadas laborales), y la necesidad de los niños de tener los mismos cuidadores durante el día y el año. El jefe y la gente responsable de conocer las pautas de trabajo participarán en esta sesión.

 

Objetivos de la sesión:

Todos los seres humanos – y especialmente los niños ubicados fuera de su hogar – tienen dos necesidades sociales básicas para poder aprender una vinculación sana y convertirse en miembros activos de la sociedad: la necesidad de relaciones estables con unos cuantos adultos específicos – esto es especialmente importante para la formación del apego seguro en niños de menos de tres años – y la necesidad de pertenecer a un grupo específico de iguales y adultos. Para los niños mayores de dos años, las relaciones de grupo se hacen tan importantes como tener relaciones estables con un cuidador que sea una “figura parental”. A estas dos funciones las podemos llamar continuidad en las relaciones sociales del niño. El objetivo es discutir y (en algún punto en el futuro) decidir cómo vais a encontrar los mejores planes y pautas de trabajo posibles para ofrecer atención y continuidad grupal en la manera en que organizáis el trabajo y los turnos diarios. Así que determinados grupos de niños tengan ciertos cuidadores durante largos períodos del día.

 

Preferimos decirles a los niños que habrá una persona distinta para acostarle o levantarle cada vez. Yo me voy diciéndoles: “necesito ir a casa y descansar un rato para poder pasar un buen rato contigo. Te echaré mucho de menos hasta mañana pero sé que el otro cuidador también te echaba de menos y está deseando verte”. Así resolvimos nuestro problema.”
Declaración de un miembro del equipo